BARBASTRO.- La primera cosecha “experimental” de la marca “Espárragos de Barbastro” ha deparado un producto que se caracteriza por el “sabor exquisito”, mientras siguen muy adelantadas las gestiones para el registro de marca oficial por iniciativa de la Asociación de Hortelanos. La primera campaña estará en los mercados en 2020, según informa Esteban Andrés, quien saborea los espárragos de producción propia tras el proceso iniciado hace tres años en su finca.

“Se han recogido en la primera semana de marzo y han venido muy tempranos en relación con la producción nacional cuya referencia marca Navarra, donde no ha comenzado la cosecha. Es evidente que la climatología es diferente y, en este caso, favorable a Barbastro. Se plantaron el primer año, en el segundo hubo muestreo y en el tercero se ha recogido la producción de una esparraguera joven, aunque adulta”, explicó el portavoz de la Asociación.

Los primeros resultados aportan “ratios de calidad excepcional” propios de un espárrago blanco, grueso, de genética holandesa aplicada en huerta de Barbastro, muy fino en paladar, jugoso, sin apenas fibra, nada leñoso, que no tiene que ver con otros tipos de espárragos procedentes de Cazorla, Jaén o Cáceres, por ejemplo. Es muy importante que la yema se mantenga cerrada en plena fase de crecimiento porque aporta un factor de calidad. Las temperaturas del Somontano son muy favorables”.

En esta línea, valora “el valor agronómico y en mesa que le convierten en un producto excepcional de gran versatilidad”. La producción es testimonial, “aún no da para venta, pero de cara al año próximo hay dos productores de Barbastro y otro de Pozán de Vero que ampliarán los campos de cultivo para un muestreo de venta en pequeña cantidad y, casi seguro, con marca registrada”. Las previsiones mayores se fijan para la campaña 2020-21 en espárrago fresco. “Es la demanda en mercados y los resultados de esta producción inicial, en términos testimoniales, han despertado el interés de algún comprador”, explica.

La Asociación de Hortelanos marca las directrices del proceso que incluye tareas de campo y gestiones para tramitar la marca. “Están muy avanzadas y recuerda los comienzos modestos del Tomate Rosa de Barbastro y donde estamos ahora. En este aspecto, los dos productos autóctonos pueden llevar trayectorias y caminos paralelos porque la demanda aumenta. La calidad de los resultados de la huerta de Barbastro se fortalecerá con los espárragos que abren nuevas expectativas para operadores y clientes”, dijo.

Esteban está “convencido” de que la referencia de calidad del Tomate Rosa será “aval para este producto complementario. De cara a los empresarios será bueno tener a mano dos productos de primera línea. Los resultados de los primeros espárragos se adaptan a las exigencias propias de mercados y de registros”.

Por otra parte, “la Sociedad Cooperativa Limitada Agrícola de Barbastro, con muy buen criterio, realiza ensayos con la variedad espárrago blanco de tratamientos diferentes pero en la misma línea de interés”.

En Huesca “la producción de espárragos pasa desapercibida y se limita a la comarca de Jacetania con el espárrago de Navarra”. Los resultados de la primera cosecha de Barbastro se presentarán en la próxima Fiesta del Plantero, el 1 de mayo, donde se informará de toda la tramitación y “se animará a los productores interesados”, según las previsiones de la Asociación.